Diferencia entre componentes electrónicos pasivos y activos

30 de Julio de 2019

Diferencia entre componentes electrónicos pasivos y activos

Cuando hablamos de componentes electrónicos, se nos viene a la mente una serie de elementos que al combinarse de una forma concreta tienen la capacidad de originar una corriente eléctrica, ya sea en un circuito o una red eléctrica. Las dos grandes tipologías en las que podemos enmarcar estos componentes electrónicos es activos o pasivos.

Los elementos activos son aquellos que pueden controlar el flujo de electricidad. La mayoría de las placas de circuito impreso tienen al menos un componente activo. Algunos ejemplos de componentes electrónicos activos son transistores, tubos de vacío, rectificadores controlados de silicio.

Dentro de los componentes activos se enmarcan los generadores eléctricos y ciertos semiconductores.

Como ya hemos expuesto muchos de los llamados elementos activos son denominados semiconductores, ya que su funcionamiento se activa al “captar” una cantidad de energía limitada de un circuito. ¿Para que utilizan los semiconductores esa fuente energética? En este tipo de componentes una barrera permite separar aquellas partículas cargadas en positivo de aquellas que se encuentran cargadas en negativo, por lo que al establecer un voltaje iniciamos la ruptura de la barrera y el encendido de ese semiconductor. Otro punto a tener en cuenta de este tipo de componentes activos, es su falta de linealidad entre la tensión aplicada y la corriente que se demanda.

Estos elementos tienen su origen inicial en el diodo de Fleming y el triodo de Lee de Forest; y sus antecesores fueron las válvulas, que permitieron hitos tecnológicos como la radio o el televisor. Han sufrido desde entonces una clara evolución, desde los transistores y los diodos que pueden considerarse más básicos, hasta los microprocesadores actuales que pueden controlar desde una cámara hasta una nave espacial.

Los elementos pasivos son aquellos que no tienen la capacidad de controlar la corriente por medio de otra señal eléctrica. Ejemplos de componentes electrónicos pasivos son condensadores, resistencias, inductores, transformadores y diodos.

Componentes electrónicos, tanto activos como pasivos, son línea de vida de cualquier conjunto de circuito impreso. Ambos juegan un papel vital en el funcionamiento de cualquier dispositivo electrónico. Los componentes electrónicos están destinados a ser conectados juntos, por lo general por soldadura a una placa de circuito impreso (PCB), para crear un circuito electrónico con una función particular.

Dentro de los componentes activos podemos encontrar los condensadores, las bobinas o las resistencias que no amplifican ni modifican en absoluto la señal que los recorre. La misión final de estos elementos dependerá en mucho del tipo de circuito en el que se encuentren, ya que habrá diferencia cuando la corriente sea alterna a cuando la corriente sea continua.

Resistencias: El cometido principal de las resistencias es hacer lo que coloquialmente definiríamos como un reparto de la tensión y corriente que requieren el resto de componentes para llevar a cabo su función. Si observamos un circuito electrónico, estos son los elementos con más presencia en los mismos.

Condensadores: Tienen una gran capacidad de almacenamiento de energía que más tarde puede destinarse para establecer una corriente, en el tiempo que dure la descarga de los mismos.

Bobinas o inductores: Una bobina crea a su alrededor un campo magnético capaz de evitar que al ser atravesada por una corriente eléctrica la intensidad de la misma cambie de forma repentina.

 

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.